Libertad para respirar, libertad para Ser

LibertadZenosFrudakisEscultura de Zenos Frudakis

La respiración se expresa plenamente en un cuerpo-mente relajado, toma todo el espacio y tiempo que necesita. Sin embargo, a menudo, algunas tensiones van dando una forma más rígida a nuestro cuerpo y el movimiento de la respiración se ve limitado. Estas tensiones pueden tener una causa física, mental o emocional.

El trabajo del yoga consiste en, progresivamente, ir deshaciendo esas tensiones para que la respiración tome su espacio y su tiempo y sea más plena, con los beneficios que eso conlleva (de nuevo física, mental y emocionalmente).

¿Has experimentado esto alguna vez con tu práctica de yoga? Tal vez cuando llegas a clase no estás muy consciente de tu respiración o la notas muy corta, muy superficial. Tal vez sientes cómo las tensiones hacen que el cuerpo esté más rígido y cómo, a medida que vas practicando y el cuerpo se va soltando, se va “abriendo”, se va creando sensación de espacio y todo (la respiración) fluye mejor, más libremente.

Se me ha ocurrido escribir un paralelismo entre este proceso, que se desarrolla a un nivel más visible (al relajar las tensiones físicas que limitan el movimiento de la respiración en el cuerpo, la respiración se hace más plena) y el proceso menos visible que con el yoga llevamos a cabo (al liberar los condicionamientos que limitan la expresión más genuina de nuestro Ser, nos sentimos más libres y vivimos más plenamente). ¿Qué tienen en común estos dos procesos?

Igual que a un nivel físico hay tensiones musculares que pueden limitar nuestra movilidad y la amplitud de nuestra respiración; existen patrones aprendidos que dan forma a cómo pensamos, cómo nos comportamos, a cómo vivimos, sentimos, percibimos… y limitan la libertad esencial de Ser (no la libertad de complacer unos deseos caprichosos o pasajeros, sino la de poder experimentarnos tal y como somos).

La respiración y también el Ser, no requieren esfuerzo ni aptitudes físicas o mentales, no requieren que aprendamos nada que no sepamos…
Y a la vez, puede que experimentemos nuestra respiración y nuestro Ser limitados, pobres, faltos de espacio, oprimidos.
Por lo que, aunque para respirar (o para Ser) no hace falta aprender una técnica, tal vez sí necesitemos deshacer esas tensiones que limitan nuestra respiración, desaprender esos hábitos y condicionamientos que nos revisten de tensiones.

Este proceso no requiere que añadamos nada que no tengamos, sino que demos espacio a lo que es. Imagina que estás vestid@ con un corsé o una ropa que te aprieta; suelta los botones, respira y se. Poco a poco te irás convirtiendo en lo que sientes que siempre has sido.

Un pensamiento en “Libertad para respirar, libertad para Ser

  1. Pingback: ¿Cómo se crea más espacio? | yogahora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: