Inspiraciones, Meditación, Espiritualidad, Recursos, Reflexiones y truquillos, Teoría del Yoga

Gracias, gracias, gracias

Nunca se podrá enfatizar suficiente la práctica del agradecimiento. La palabra es tan oída que casi no prestamos atención a lo que significa: apreciación. Y es que el agradecimiento va mucho más allá del simple: “¿qué se dice?”, “gracias”; que se nos decía de niñ@s.

Tiruvannamalai (India), 2020

¿Te has dado cuenta de que cuando se despierta el sentimiento de apreciación, de dar valor, pierden sentido palabras como esfuerzo, sacrificio o concentración?
No necesito concentrarte en la música cuando escucho una canción que me encanta, ni es un sacrificio para pasar tiempo con la gente que amo, no diría que es un esfuerzo el atender los detalles de alguna actividad que me motiva o ilusiona. Sí, hay un cuidado especial, si hay más atención y energía yendo a esa cierta actividad, incluso una renuncia a ciertas cosas a favor de otras… Lo puedes llamar esfuerzo, sacrificio o concentración… pero adquieren un significado totalmente distinto al que entendemos fríamente cuando es algo que nos hemos sentido obligad@s a hacer; se convierte en una acción mucho más placentera y natural.

Úsalo en tu práctica
A veces, cuando practicamos la concentración sobre la respiración os digo: no te concentres, no te tenses, no hagas un esfuerzo por notar la respiración. Ella está ahí de todos modos, y se sigue moviendo aunque te olvides de ella; entonces, no la controles. Y no te concentres en ella (que a menudo implica tensión mental). Mejor despierta apreciación, amor, curiosidad. ¿Te has dado cuenta del milagro que es seguir respirando?, ¿te has dado cuenta de que recibes tu respiración incondicionalmente, independientemente de si hoy has hecho las cosas bien o mal, te das cuenta de que es un regalo?, no des por sentado que tu cuerpo respira, descúbrelo según sucede, déjate maravillar por el aire entrando y saliendo.

¿Se puede entrenar el agradecimiento o surge sin esfuerzo?
Tal vez el verdadero agradecimiento sea más que una práctica. Seguramente nos referimos al estado de alegría y despreocupación que emana de un ser libre y feliz, que está en paz y no exige a la vida todo lo que necesita sino que agradece todo lo que recibe. Cuando los ojos están abiertos de ese modo, la apreciación es constante, no solo posible, sino imposible de evitar. Seguramente a tod@s nos ha pasado alguna vez, aunque sea unos instantes. Pero podemos tomarlo también como un ejercicio e ir entrenando esa mirada.

  • Agradece un minuto cada hora, una hora cada día y una semana cada año. Escuché decir al Padre Marcel Capellades (ermitaño en San Salvador de Bellver): Ahora que llega Navidad, pedid que os regalen unos de esos relojes que pitan cada hora, y cada vez que lo oigáis sonar, parar lo que estáis haciendo y dad gracias por ese momento.
  • Mooji a menudo recomienda una sencilla práctica: Junta tus manos a modo de oración y tan solo di “Gracias, gracias, gracias”. Si no sabes por qué sentirte agradecid@, solo dí gracias. Eso hará que poco a poco cambie tu energía hacia la apreciación. Puedes agradecer por muchas cosas que seguramente das por supuesto: unas piernas que caminan, unos pulmones que respiran… o incluso la voluntad de despertar apreciación.
Gracias

Gracias a tod@s l@s que leéis mis reflexiones y véis mis videos o escucháis mis audios, gracias a tod@s l@s que participáis en las clases, meditaciones, retiros… y también a quienes lo habéis hecho o lo haréis en el futuro. Gracias a tod@s l@s que me habéis ayudado a llegar aquí en lo personal, profesional, espiritual… A tod@s l@s maestr@s y compañer@s de camino, a alumn@s, familiares, amig@s… Os dejo con esta preciosa canción de Prem y Sangita (abajo la letra y traducción). Gracias.

Thank you for the air that I can breathe 
Thank you for these songs you’ve given me 
Thank you for the times I couldn’t see 
Now we’re free

Thank you for this simple life I know 
Thank you for the pain of letting go
Thank you for the times I’ve felt alone 
Now we’re home

I don’t wanna waste 
I won’t give up
I don’t wanna taste 
I’ve had enough 
Everybody knows there’s only love 
There’s only love now

Thank you for this holy family 
Thank you, my beloved Guruji 
Thank you for this peace and harmony 
Let it be 
Thank you for my son, you saved his life 
Thank you for the suffering and strife 
Thank you for the times I couldn’t fight 
in your light

I don’t wanna waste 
I won’t give up
I don’t wanna taste 
I’ve had enough 
Everybody knows there’s only love 
There’s only love now
Gracias por el aire que puedo respirar
Gracias por estas canciones que me has dado 
Gracias por las veces que no pude ver
Ahora somos libres

Gracias por esta vida simple que conozco
Gracias por el dolor de dejar ir
Gracias por las veces que me he sentido sol@
Ahora estamos en casa

No quiero malgastar
No quiero abandonar
No quiero saborear
He tenido suficiente
Todo el mundo sabe que solo existe el amor
Solo existe el amor

Gracias por esta sagrada familia
Gracias, mi querido maestro
Gracias por esta paz y armonía
Déjala ser

Gracias por mi hijo, salvaste su vida
Gracias por el sufrimiento y la lucha
Gracias por las veces que no pude pelear
en tu luz

No quiero malgastar
No quiero abandonar
No quiero saborear
He tenido suficiente
Todo el mundo sabe que solo existe el amor
Solo existe el amor

2 comentarios en “Gracias, gracias, gracias”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s