Inspiraciones, Meditación, Espiritualidad, Recursos, Reflexiones y truquillos

La mejor práctica… ¡no viene de los mejores días! Diarios de Yoga 1

No sé cuál es el misterio, pero las mejores prácticas no vienen de los mejores días. Cuando tienes energía y buen ánimo hacer Yoga es estupendo. Pero ¿qué hay de los días malos? ¿Te ha pasado alguna vez que estabas a punto de saltarte tu práctica por falta de ánimo pero al final la haces y el resultado es inexplicable? Quiero hacer una serie de entradas en el blog que he llamaré Diarios de Yoga, donde comparto estas pequeñas reflexiones.

Las mejores prácticas, esas que te abren, te transforman, esas en las que se produce una cierta magia… no vienen de los días en los que llego a clase con ganas de darlo todo y llena de energía. Esos días son buenos, sí. Pero a menudo pasamos por alto el poder transformador del Yoga en los otros días, los que no son tan buenos. Cuando estás en la puerta del centro de Yoga y aún dudando si entrar o no… cuando has tenido un mal día en el trabajo y estás planteándote ir directa al sofá…, cuando te encuentras con pocas fuerzas o desanimada… Y sin embargo das el paso de entrar en la clase, de sacar la esterilla, y te entregas en cada ejercicio con las fuerzas que tienes, y te vacías de la carga que sin darte cuenta traías, para abrirte a un espacio de posibilidades… Todo sin darte cuenta, poco a poco, suavemente, el Yoga hace su trabajo en tí. Ahí, es cuando descubrimos su poder transformador. Y que él trabaja en nosotros y no nosotros en él.

Recuerdo muy bien esa sensación de salir de clase diferente a como entro. Es casi inexplicable, salvo que te haya pasado a tí. Es lo que nos lleva a volver una y otra vez a la esterilla o al cojín de meditación, es lo que nos anima a ponernos a practicar, sobre todo cuando nos cuesta un poco. Aunque no sabemos exáctamente cómo, reconocemos que un estado corporal o mental pesado puede ser totalmente transformado en uno enérgico, ligero y vital al salir de allí. Ese cambio es Yoga.

Por eso a menudo, al acabar la clase, os pido que reconozcáis cómo os sentís, y que lo comparéis con cómo os sentíais al llegar, y que si el cambio ha sido positivo, os agradezcáis por haber venido. Hay una parte de nosotros que nos lleva a la práctica. Hay otra parte de nosotros que nos da buenas excusas para saltárnosla. Descubrir esto es un paso gigante para alinearnos más y más con “las fuerzas del bien”.

Un abrazo yogui/nis, seguid practicando…

¡Sigamos en contacto! Uniéndote a la lista de correo recibirás mensualmente nuevos materiales gratis e información de las actividades programadas.

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s