El hogar está donde está el corazón

hands-1926414_1280

Namaste,
Gracias por tu visita.
Espero que te sientas como en casa, que encuentres recursos para seguir la práctica, inspiración cuando te falte el ánimo, propuestas cuando las necesites y descanso cuando busques paz.
Quiero que seamos una comunidad que fortalezca a nuestro entorno y nos sirva de apoyo en el camino.
Mis mejores deseos,
OM.

Después de pasar por distintos profesores de yoga, con Ana conseguí acercarme a esta práctica a partir de un respecto hacia el propio ritmo del cuerpo y a partir de un diálogo íntimo con él. Sus indicaciones de extrema suavidad y su manera de arropar cualquier estímulo entorpecedor para la práctica son una enseñanza que, más allá del yoga, se trasladan al día a día.

Bàrbara Raubert

Hace un año más o menos mi novio y yo empezamos las clases de Yoga en «El Centro Integral de la Salud» con Ana. Para mí no era mi  primer contacto con el Yoga, pero para mi novio sí. Una de las cosas que más valoramos de sus clases  es su manera de adaptar cualquier ejercicio y postura a la persona teniendo en cuenta sus dificultades y limitaciones.
Su trato encantador y su comprensión hacen posible que cualquier pesona sea bienvenida a sus clases, además creo que hay pocas profesoras que te haga  sentir  así en sus clases.
Nosotros hemos aprendido  muchísimo y nos ha servido para relajarnos y tomarnos la vida de otra manera, realmente se lo recomiendo a todo el mundo.

Gloria Delgado